domingo, 9 de agosto de 2015

Red ARA ante los 100 primeros días del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas




Resultado de imagen para MINAMBLa Red de organizaciones ambientales de Venezuela hace un acertado análisis de los 100 primeros días de gestión del nuevo Ministerio de Ecosocialismo y Aguas que sustituyó al antiguo Ministerio del Ambiente venezolano (1977-2014).

Sin detallar los múltiples problemas que conforman la severa crisis ambiental del país que poseía el 2o Ministerio del Ambiente del planeta, la Red ARA analiza la gestión de este nuevo Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, sobre 5 puntos clave:

·    Vacío de información y opacidad sobre las políticas, programas y proyectos que este ministerio podría estar (o no) ejecutando
·    Ausencia absoluta de respuestas ante temas ambientales prioritarios para Venezuela

·    Entrega de competencias ambientales a instituciones sin jurisdicción en esta materia

·    Desconocimiento de los derechos laborales de los funcionarios del extinto MINAMB

·    Ausencia de canales de participación de la sociedad en la gestión ambiental  

La Red ARA agrupa al 29% de las ONG ambientales que tienen presencia y/o desarrollan actividades en 16 de los 24 estados del país
Fundación Caribe Sur es miembro de esta Red y formó parte de su Comité Coordinador (2009-2014)

Pueden ver el contenido de este comunicado en el siguiente enlace al Blog de la Red ARA : http://red-ara-venezuela.blogspot.com/2015/08/la-red-ara-ante-los-primeros-100-dias.HTML

jueves, 16 de julio de 2015

Invasión en comunidades coralinas del noreste de Venezuela por coral exótico


Primera incidencia de un coral blando exótico de la familia Xeniidae en el Caribe; invasión en comunidades coralinas del noreste de Venezuela


Otro caso de invasión de especies exóticas que afecta la estabilidad de nuestras comunidades coralinas ha sido reportado por una investigación conjunta de la Fundación Costa de Venezuela, el Instituto Oceanográfico de Venezuela (UDO) y el  Harvey Mudd College, CA, USA  
DSC9022
Ver información completa en. http://www.costadevenezuela.org/?p=11017



martes, 25 de noviembre de 2014

TAL CUAL AMBIENTE VI Congreso Mundial de Parques 2014

vea el artículo completo AQUI
Lea el artículo completo
haciendo click en la imagen

TAL CUAL AMBIENTE 24/11/2014

María Eugenia Gil Beroes

IV Congreso Mundial de Parques 2014

 

domingo, 23 de noviembre de 2014

1er Aniversari​o de la Columna ECODIVERSA en El Periodiqui​to

Fundación ECODIVERSA​: Artículo 1er Aniversari​o de la Columna de El Periodiqui​to

Fundación ECODIVERSA arriba a su 1er aniversario y entre otros muchos logros, alcanzan la entrega número 21 de su interesante columna en el diario El Periodiquito, que circula en los estados Aragua, Carabobo y Guárico y que es una de las columnas mas visitadas en la página web de dicho diario

Desde CARIBE SUR Felicitamos esta extraordinaria labor de educación y sensibilización ambiental que cuenta con el apoyo de todos los ambientalistas y de los ciudadanos conscientes de la importancia ambiental en el país. !ADELANTE!

 
 

LA PROMESA DE SIDNEY: DECLARACIÓN DEL VI CONGRESO MUNDIAL DE PARQUES (atención responsables del Ambiente en Venezuela)

Lea la fuente original AQUI
La Promesa de Sídney
Alifa Alwan Azra


Más de 6000 participantes de más de 170 países se reunieron en el Congreso Mundial de Parques 2014 de la UICN en Sídney, Australia. Al tiempo que reconocimos a los custodios tradicionales de la tierra donde nos reunimos, celebramos una enorme variedad de formas inspiradoras de responder a los retos que enfrenta nuestro planeta, por medio de enfoques de áreas protegidas que respetan y conservan la naturaleza a la vez que benefician la salud y bienestar humano. Reconocimos que es fundamental reencontrar el equilibrio en la relación entre la sociedad humana y la naturaleza, y que los ecosistemas y la variedad de vida que encierran son indispensables para nuestra existencia, identidad cultural y espiritual, economías y bienestar.
Celebramos de manera entusiasta el incremento, así como la gobernanza y gestión mejoradas, de las áreas protegidas y conservadas alrededor del mundo desde que nos reunimos en Durban en el 2003, lo mismo que el liderazgo y las iniciativas de muchas regiones, incluyendo el primer Congreso de Parques del Asia en la historia. En particular, recibimos con beneplácito el establecimiento de nuevas áreas marinas protegidas, ya que los océanos saludables son fundamentales para la vida sobre la tierra y deben ser protegidos a mucha mayor escala. Reconocemos el creciente papel que juegan las áreas y territorios conservados por pueblos indígenas, comunidades y entidades privadas para poder alcanzar los objetivos sociales y de conservación de la biodiversidad, así como las oportunidades que presentan las nuevas tecnologías de comunicación y otras para comprender mejor y reclutar nuevos constituyentes, incluyendo a jóvenes de las ciudades en rápido crecimiento alrededor del mundo. Aplaudimos las numerosas mejoras en prácticas corporativas, así como las variadas historias de éxito y diversas alianzas intersectoriales logradas en pos de la conservación de la naturaleza y la sostenibilidad.
A pesar de estos avances, reconocemos que las amenazas a la naturaleza, su diversidad biológica y las áreas protegidas han alcanzado su nivel más alto en la historia, debido a la convergencia a inmensa escala de los patrones de consumo humano, el crecimiento de la población y la actividad industrial. Muchas áreas protegidas y conservadas se encuentran en riesgo o son víctimas de una mala gestión, y muchos de los custodios de áreas en la primera línea de campo lo han sacrificado todo por esta causa. Es necesario enfrentar esta realidad en forma directa, veraz y colaborativa. Requerimos de una visión valiente y una acción concertada si queremos alcanzar tanto los objetivos de conservación como las aspiraciones humanas de las generaciones presentes y futuras. No hay tiempo que perder.

Por lo tanto, nosotros:

Prometemos VIGORIZAR… nuestros esfuerzos para garantizar que las áreas protegidas no retrocedan sino que avancen. Aumentaremos la protección de paisajes terrestres, humedales y paisajes marinos para asegurar la representación de todos los sitios esenciales para la conservación de la naturaleza, especialmente los océanos. Mejoraremos la diversidad, calidad y vitalidad de la gobernanza y la gestión, incluyendo un reconocimiento y apoyo apropiados a las áreas conservadas por pueblos indígenas, comunidades locales y entidades privadas. Nos esforzaremos por promover los usos sostenibles de la tierra y eliminar las actividades y políticas que degradan, amenazan o producen la extinción o la pérdida de los ecosistemas y su biodiversidad, incluyendo el desenfrenado comercio ilegal de vida silvestre y el impacto de especies exóticas invasoras. Reconoceremos, respetaremos, aportaremos recursos y apoyaremos a nuestro personal de primera línea en el campo para que puedan llevar a cabo su trabajo, a menudo peligroso pero siempre decisivo.
 
Prometemos INSPIRAR... a toda la gente, de todas las generaciones, geografías y culturas, para que experimenten la maravilla de la naturaleza por medio de las áreas protegidas, para seducir sus mentes y sus corazones y generar una asociación de por vida para su bienestar físico, sicológico, ecológico y espiritual. Motivaremos y reclutaremos a las nuevas generaciones de las comunidades urbanas y rurales, como una inversión en el futuro de la sostenibilidad en el planeta, y en la calidad de vida de la gente en todas partes. Más allá de esto, trabajando en alianza con y reconociendo la larga tradición y conocimiento, los derechos colectivos y las responsabilidades de los pueblos indígenas y las comunidades locales en relación con la tierra, el agua, los recursos naturales y la cultura, trataremos de rectificar y remediar las injusticias pasadas y presentes en cumplimiento de los acuerdos internacionales.
 
Prometemos INVERTIR… en las soluciones de la naturaleza, con el apoyo de políticas públicas, incentivos, herramientas y garantías que ayuden a detener la pérdida de biodiversidad, mitigar y responder al cambio climático, reducir el riesgo y el impacto de los desastres, mejorar la seguridad alimentaria y de suministro de agua, y promover la salud y dignidad humanas. Trabajaremos para permitir que las áreas protegidas y conservadas, así como sus custodios, puedan diseñar y controlar respuestas eficaces, basadas en la evidencia y culturalmente apropiadas para esos retos, y para presentar una defensa irresistible de la necesidad de un mayor reconocimiento, incentivos, capacidad y financiamiento directos. Estimularemos las redes regionales de aprendizaje y las iniciativas que apoyan estos objetivos. Colaboraremos con nuevos socios para promover economías sostenibles y equitativas que respetan los límites planetarios y la justicia social.

Statement by the Venezuelan Members of the IUCN World Commission on Protected Areas –WCPA in VI WORLD PARKS CONGRESS Australia


VI WORLD PARKS CONGRESS
Statement by the Venezuelan Members of the IUCN World Commission on Protected Areas –WCPA
November 2014.

In regard of the celebration of the VI World Parks Congress in Sydney, it is relevant to call attention on the Venezuelan protected areas (PA), taking into account that our country hosted the IV World Parks Congress in Caracas, 1992. Currently, most nations could claim progress on issues related to PA, but when evaluating the situation in Venezuela, we found very negative results, thus making it necessary to take a deep reflection on why.
Why is the status of PA in Venezuela of interest to the rest of the world? Venezuela, being part of the “developing world” made important advances on the protection of its natural heritage when the rest of the world lagged behind. It created its first national park in 1937 and its first PA in 1926 as part of its national policy, differentiating itself from other countries where conservation of natural resources was only as rhetorical discourse. It greatly enhanced its PA’s coverage over the following decades as to include 16.45% of its territory; introduced state-of-the-art practices and tools to designate and manage them; accomplished landmarks experiences on ecological restoration of marine and terrestrial ecosystems, in times when very few other countries had done so; established one of the first marine PA of the world (Archipiélago Los Roques, 1972); interconnected PA when this was thought utopia. By the end of the 80’s Venezuela had gained such a positive reputation that it was nominated and selected as host of the IV World Parks Congress. Venezuelans like Gerardo Budowski, Henri Pittier, Julian Steyermark, José Rafael García, left their positive thread on the world’s PA vision and administration. And let us not forget that Venezuela is one of the twelve megadiverse countries, protecting, almost exclusively, the greatest marvels of that worldwide unique bioregion: the Guiana Shield.
But, why to worry about Venezuela ?. Because whatever happen in Venezuela it might happen anywhere, especially in the South American region. Today, our country’s political elite is imposing its particular vision of the world and of life itself, and this vision disdains the role and importance of PA, considering them contrary to social interests. Certainly many world governments do think so. But what is the novelty in that? The novelty is that few countries take it into practice demolishing all of the institutions related to PA. The Venezuelan case goes beyond that of a government allocating meagre resources to PA, closing parks temporarily or insisting on building oil ducts across them. It is that of a government that is using a humanistic and ecological rhetoric while favouring all kinds of forbidden activities and uses in PA, and substituting its professional staff for party-political commissars. A government that eliminates the Ministry of Environment distributing its environmental competences to which constitutionally is obliged, into lower level dependencies within a Housing Ministry that constructs and pretends to build high level environmental impact projects inside PA *. The Venezuelan case is well worth a special study and hence our appeal to all of our WCPA’s colleagues. Do not overlook what happens in Venezuela as a socio-political curiosity. Do not look upon it with disdain, with the vague conviction that someday this will pass and go away. Look upon it as an undercurrent political action that many of our colleagues had overlooked, which is actually in force, in plain vigour and with all the potential to expand itself throughout South America, and from there to the rest of the developing world.
IUCN has played a key role in designing innovative policies that allow PA to be established and developed. We also understand that, as an institution somehow analogue to the UN, IUCN is operated under the principle of non-interference in "internal" affairs. However, even in the core of the UN, when a country stands out of all the standards of living and rationality, it must be contacted through diplomatic channels and persuaded not to pursue that conduct.  
The case of Venezuela well deserves thorough and decisive attention of IUCN.
*Some illustrative data:
1. Venezuela’s average investment in conservation in the last 10 year is about US$ 3,66/Sq. km. Developing countries’ average investment has been US$ 161/Sq. km. This does not correspond with the fact that the Venezuelan State has administered an approximate income of US$ 660 billions during the last 14 years.
2. The few resources assigned to PA have led to abandonment and deterioration of the surveillance and control posts, wastage of equipment with many years of use. Actually, only 350 park rangers are responsible to take care of more than 15 million hectares of national parks and natural monuments;
3. Personnel salaries are extremely low and so is their training capacity, thus corruption is frequent;
4. PA lack police enforcement & custody, a situation that poses a high-risk situation for park rangers’ surveillance and monitoring activities. Park rangers have no training in enforcement nor have police functions by law. Between 2001 and 2014, 4 PA workers have been assassinated in the line of duty. No person has been charged for these crimes;
5. Deforestations, wildfires, illegal hunting and fishing have reached record levels. PA are frequently used for illegal activities such as drug smuggling, common delinquency, kidnapping and other crimes;
6. Constructions of “public interest” (electric lines, paved roads, service corridors, optic fiber ducts, oil & gas pipelines, communications antennas) thrive in the PA, executed with a lack of observance for the mitigation and restoration measures conventionally comprised in environmental impact assessments.
7. Illegal gold mining flourishes today in Canaima National Park, the only World Heritage Site proposed by Venezuela and recognized by UNESCO, whilst competent authorities have not been able to deter it


 
 
 
 

 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Declaración de los miembros venezolanos de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas en el VI Congreso Mundial de Parques en Australia


VI CONGRESO MUNDIAL DE PARQUES
Declaración de los miembros venezolanos de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas (CMAP) de la UICN
Noviembre de 2014.
 En ocasión del VI Congreso Mundial de Parques en Sydney, es pertinente hacer una evaluación de la situación de Venezuela, quien fuera sede y anfitrión del IV Congreso Mundial de Parques (Caracas, 1992). Todos los países del mundo tienden a hacer una evaluación de su estado en las vísperas de cada congreso mundial. La mayoría de los países podrán decir que han avanzado o retrocedido en tal o cual aspecto, en tal o cual magnitud, pero sin duda, la mayoría de las naciones del mundo podrán decir que han avanzado en materia de Áreas Protegidas (AP). Sin embargo nosotros los venezolanos al intentarlo encontramos un resultado muy negativo, por lo que se hace necesario hacer una profunda reflexión del porqué.

 ¿Qué tiene de especial Venezuela para que lo que le pase en materia de AP sea de interés para el mundo? Venezuela, siendo un país del “mundo en desarrollo” avanzó grandemente en las políticas de conservación de su patrimonio natural cuando el resto del mundo no había comenzado o estaba en retroceso en esta materia. Fundó su primer parque nacional en 1937 y su primera AP en 1926. Ciertamente no fue el único, muchos países de América lo hicieron en esa época o incluso antes. La diferencia es que Venezuela lo asumió como política y no como retórica: incrementó grandemente su cobertura de AP a lo largo de las décadas siguientes hasta abarcar un16,45% de su territorio; empleó criterios modernos y actuales para designarlas y para manejarlas; acometió exitosamente la restauración ecológica de ecosistemas terrestres y marinos (dentro de AP) en tiempos en que no se hablaba de ello; creó uno de las primeras AP marinas del mundo (Archipiélago Los Roques, 1972) cuando muy pocos países en el mundo lo habían hecho; interconectaba AP cuando se pensaba que eso era utópico. Para fines de los años 80 Venezuela tenía una reputación positiva que bien le valió la nominación y aceptación como sede del IV Congreso Mundial de Parques. Venezolanos como Gerardo Budowski, Henri Pittier, Julián Steyermark, José Rafael García, habían dejado una huella positiva en la visión y gestión de las AP del mundo. Eso sin olvidar que es uno de los doce países megadiversos del mundo, y que resguarda, casi en exclusividad, las mayores maravillas de esa biorregión única en el mundo: el Escudo Guayanés. Dentro de ella merece destacarse el caso del Parque Nacional Canaima, único Sitio de Patrimonio Natural Mundial propuesto por Venezuela y reconocido por UNESCO,  donde ahora prolifera ilegalmente la minería de oro sin que las autoridades competentes hayan podido detenerla.

 ¿Por qué reflexionar sobre Venezuela?. Porque lo que acontece en Venezuela puede pasar en cualquier país del mundo, y en especial en la región sudamericana. En nuestro país se ha entronizado una visión política del mundo y de la vida que desdeña y no comprende la importancia de las AP, que las considera una política contraria al interés humano. Ciertamente muchos gobiernos en el mundo así lo piensan. ¿Cuál es la novedad con eso?. Pues la novedad está en que pocos países lo llevan a la práctica desmontando toda la institucionalidad de las AP. No se trata de un gobierno que asigna pocos recursos, o que cierra temporalmente parques, o que insiste en pasar oleoductos por AP. Se trata de un gobierno que utilizando una retórica humanista y ecologista, favorece que se hagan toda clase de actividades y usos prohibidos dentro de las AP, mientras paralelamente sustituye sus recursos humanos técnicos por comisarios políticos. Un gobierno que elimina el Ministerio del Ambiente para distribuir sus competencias ambientales, a las que constitucionalmente está obligado, en dependencias de menor jerarquía dentro de un ministerio de vivienda que construye y pretender construir obras de alto impacto ambiental dentro de AP*. El caso venezolano es digno de estudio, y he allí nuestro llamado a todos los colegas de la CMAP. No vean lo que ocurre en Venezuela como una curiosidad  sociopolítica. No lo vean con desdén, con la vaga convicción de que algún día pasará.  Véanla como una corriente de acción política que muchos de nuestros colegas habían dado por extinta, pero que en realidad se encuentra vigente, en pleno vigor, y con todo el potencial para expandirse por toda la región sudamericana, y de allí al mundo en desarrollo.

La UICN hace un excelente papel al diseñar políticas novedosas que permitan institucionalizar y evolucionar la gestión de las áreas protegidas. Entendemos también que, como institución que en cierta forma es análoga a la ONU, se maneje bajo principios de no crítica a los asuntos “internos” de los países. Sin embargo, aún en el seno de la ONU, cuando un país se sale de todos los estándares de convivencia y racionalidad, debe ser contactado por los medios diplomáticos y persuadido de que no prosiga en su cometido, para evitar así que se propague su insensatez al resto del mundo.

El caso de Venezuela merece una detallada y decidida atención de la UICN.

Contacto: cmapvenezuela@yahoo.com

* algunos datos ilustrativos:
  1. La inversión en conservación de Venezuela, promedio en los últimos 10 años ha sido de 3,66 US$/km2, cuando en los países en vías de desarrollo la inversión promedio es de 161 US$/km2. Esto no es congruente con el hecho de que el Estado Venezolano ha manejado en los últimos 14 años ingresos aproximados de 660 millardos de US$.
  2. Los pocos recursos asignados a Áreas Protegidas han conllevado al abandono y deterioro de los puestos de vigilancia y control, con equipamiento dañado y de muchos años de uso. Actualmente solo se cuentan con 350 Guardaparques para custodiar más de 15 millones de hectáreas de Parques Nacionales y Monumentos Naturales.
  3. Los sueldos del personal son extremadamente bajos y su nivel de capacitación es muy bajo, presentándose con frecuencia casos de corrupción.
  4. Existe una patente ausencia de custodia de las fuerzas policiales en la AP, lo que ha hecho más peligrosa la actividad de vigilancia y control de los Guardaparques quienes no tienen entrenamiento ni funciones policiales. Entre el 2001 y 2014 han asesinado con impunidad a 4 funcionarios de AP, en el ejercicio de sus deberes.
  5. Se ha incrementado hasta niveles record las deforestaciones, incendios forestales, cacería y pesca ilegal. Es frecuente la utilización de AP para actividades de narcotráfico, delincuencia común, secuestros y otros delitos.
  6. Las obras de “interés público” (tendidos eléctrico, carreteras, corredores de servicio, fibra óptica, gasoductos, antenas de telecomunicaciones) proliferan dentro de las AP y se ejecutan con mínimo apego a las medidas de mitigación y restauración que prescriben los Estudios de Impacto Ambiental.

miércoles, 6 de agosto de 2014

CARIBE SUR en Aragua sigue apoyando el Fortalecimiento del Sistema Nacional de Áreas Protegidas Marino Costeras

Gracias al excelente trabajo de conservación y divulgación que realiza ECODIVERSA y por iniciativa del Médico Veterinario Ernesto Pulgar, CARIBE SUR fue invitada por la Dirección Estadal de Ambiente del estado Aragua, para formar parte de la  Comisión de Trabajo Estadal de Zonas Costeras de ese estado.

Es así como, desde el pasado 10 de julio, nos incorporamos a esta Comisión coordinada por el Ministerio del Ambiente e integrada por INPARQUES, INSOPESCA y todos los organismos públicos que tienen relación con la zona costera.

CARIBE SUR, junto a otros asesores (Jorge Naveda, planificador de Áreas Protegidas de INPARQUES; Mario Palacios, experto en ecosistemas marinos de la Universidad de Carabobo y Rafael Tavares, experto en pesquerías) sumó sus experiencias de ordenación territorial, manejo Integral de Zonas Costeras y trabajo con las comunidades, para apoyar a la Comisión en la elaboración de una Propuesta de ampliación y realinderamiento de los espacios marino-costeros del Parque Nacional Henri Pittier, la cual fue solicitada por la Dirección Técnica de Zonas Costeras de MINAMB, como parte del Proyecto de Fortalecimiento del Sistema Nacional de Áreas Protegidas Marino Costeras.
A pesar de las limitaciones presupuestarias de MINAMB, seguimos trabajando en esta propuesta a la que esperamos incorporar la valiosa experiencia de la ONG aragüeña SEA VIDA


 

martes, 5 de agosto de 2014

Fundación CARIBE SUR frente a la resolución de desocupación de la Fundación Científica Los Roques y la política ambiental en nuestras costas e islas

Con base en el principio constitucional de corresponsabilidad ciudadana, Fundación Caribe Sur, junto a las organizaciones que integran la Alianza Ecoregional del Caribe Sur, comparte con la comunidad roqueña y la sociedad civil venezolana, su firme rechazo a la resolución[1] que ordena a la Fundación Científica Los Roques, desalojar la Estación Biológica construida por esta Fundación en 1967, como piedra angular del hoy Parque Nacional Archipiélago Los Roques.

Como institución dedicada a la conservación del patrimonio natural y cultural marino costero, nos preocupa esta medida que castiga a una institución con más de 50 años al servicio del país, suministrando el conocimiento necesario para la regulación y protección de ecosistemas, especies y yacimientos arqueológicos que son parte del patrimonio natural y cultural de los venezolanos, como lo atestiguan las memorias institucionales de INPARQUES, Ministerio del Ambiente, INSOPESCA, etc., así como los investigadores, funcionarios, operadores, visitantes y pobladores que han sido receptores directos de la transmisión de ese conocimiento para beneficio de todos

Como ciudadanos de un país que promueve el estado de derecho y la inclusión, nos preocupa una resolución oficial que ordena simultáneamente, el desalojo de una organización civil con amplia trayectoria de servicio público y la ocupación inmediata de sus instalaciones por una fundación gubernamental de reciente creación, presidida por la misma autoridad que decreta el desalojo[2], todo ello sin señalar las causas para dicha medida.

Por ello solicitamos se rectifique este error mediante la publicación de la revocatoria de la medida de desalojo y la ratificación de la autorización a la Fundación Científica Los Roques, basada en sus méritos.

Más allá de la injustificada resolución contra Fundación Científica Los Roques, nos preocupa la indiferencia de los órganos rectores en materia ambiental, como el Ministerio del Ambiente e INPARQUES ante la actuación de autoridades nacionales y locales que ejecutan proyectos habitacionales y turísticos de alto impacto negativo en áreas naturales protegidas y/o de alta fragilidad, lo cual viola la normativa legal vigente y contraviene compromisos internacionales del Estado para la conservación de nuestros mares, como el proyecto de Fortalecimiento del Sistema Nacional de Áreas Protegidas Marino Costeras[3].  
Instamos a las autoridades responsables de administrar el patrimonio natural de los venezolanos, a ejercer su rol constitucional, trabajando conjuntamente con las autoridades locales, la comunidad científica y académica, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades, mediante mecanismos de inclusión, cooperación y apoyo financiero, que permitan multiplicar (no combatir) iniciativas similares a la de Fundación Científica Los Roques, para así corregir una errada visión desarrollista y garantizar los derechos ambientales consagrados en la constitución nacional, para las generaciones presentes y futuras.

Para lograr este objetivo común, estamos a su disposición
Caracas 05 de agosto de 2014


[1] http://www.tsj.gov.ve/gaceta/junio/3062014/3062014-4013.pdf
[2] http://www.juris-line.com.ve/data/files/2510.pdf
[3] http://www.thegef.org/gef/project_detail?projID=3865     http://marinocostero.wordpress.com/